Fundación Llampangui firma Derecho Real de Conservación

19.02.2018

La fundación Llampangui, representada por su Director ejecutivo, Andrés Pinto Espinosa, firmó un contrato de Derecho Real de Conservación (DRC) con el propietario de Hacienda el Durazno, y presidente de la fundación, don Manuel Pinto Contreras, con el fin de poder realizar acciones guiadas hacia la conservación del patrimonio ambiental presente en el predio. De esta forma, la fundación se hará cargo de llevar a cabo un plan de manejo general, pudiendo así proyectar líneas de trabajo que permitan el cuidado de la flora y fauna de la zona.

En el mismo acto, llevado a cabo en la Intendencia regional ubicada en la ciudad de La Serena, se firmó un Contrato de Derecho Real de Conservación entre CONAF y Hacienda el Durazno, sobre ciertos atributos y funciones que permitirán complementar el trabajo que la Corporación realiza en la Reserva Nacional Las Chinchillas, ampliando notablemente las áreas de protección oficial del Estado en la región de Coquimbo, convirtiendo a la comuna de Canela en un importante foco de conservación en la zona de transición al desierto.

La ceremonia se llevó a cabo el día 16 de febrero de 2018 y contó con la presencia de destacadas autoridades, tales como Aarón Cavieres Cancino, Director Ejecutivo de CONAF; el Intendente de la región de Coquimbo, señor Claudio Ibañez, además de los Seremi, Diego Núñez de Bienes Nacionales; Marcelo Salazar de Energía y Minería(s); el Consejero Regional, Carlos Galleguillos; la Directora Regional de CONAF y Seremi(s) de Agricultura, Liliana Yáñez; Fernando Aizman, Gerente de Áreas Silvestres Protegidas; Francisco Urrutia, Secretario Ejecutivo de CONAF y el Notario Público suplente, de la 4ta Notaría de La Serena, Fernando Oñate.

De esta forma, el DRC firmado por CONAF y Manuel Pinto se convierte en el primer vínculo público-privado, con el fin de llevar a cabo proyectos de conservación en la zona. Así, sumando el convenio firmado por la fundación, el área de protección Hacienda el Durazno contará con una red de apoyo proveniente desde el Estado y desde el mundo privado, el cual espera seguir ampliándose en pos de integrar nuevos actores que quieran sumarse a la tarea de conservar, abriendo las puertas del parque a futuros nuevos convenios de esta naturaleza.